lunes, 23 de mayo de 2011

¿Como tener Sexo en el Auto?

1. Si bebe no conduzca

Esto también se aplica al sexo en el auto. Sea lo que sea que esté bebiendo. Deténgase.

2. Planifique el lugar donde dejar el auto

No hay nada peor que tener que interrumpir el acto porque la calle elegida se vuelve muy transitada, porque hay peatones o guardias nocturnos. Un auto meneándose es una invitación al espionaje. Evite fomentar el onanismo ajeno con un carro/bulín aparcado en pleno centro.

3. Tenga sexo seguro

No estamos hablando solamente de utilizar preservativos sino también de ponerle la traba a las puertas. Usted estará demasiado concentrado como para escuchar merodeadores que le quieran afanar el estéreo con mp3 de última generación, o manosearle la partennaire.

4. El tamaño no importa, pero ayuda

En este caso la eterna discusión sobre el tamaño, sí tiene una respuesta fuerte y clara: El tamaño se hace importante a la hora de practicar diferentes posiciones; ya que existen distintos tipos de auto:

a) El monoposicional: Dícese de carros demasiado pequeños como para maniobrar, y donde solamente podrán lograrse la posición del ommelette uno encima del otro y con mucho huevo. (El Fiat 600 es un claro ejemplo, a menos que haya buena elongación).

b) El movilidad limitada: Aquellos coches que agregan al anterior la posibilidad de reclinar el asiento delantero y utilizarlo para la franela. Y cuyo asiento trasero permite su utilización para la pose del monstruo de dos espaldas. Sigue siendo pequeño y pareciera que adentro hay dos avestruces desmantelados peleando por la última buluca de alimento balanceado. (Ejemplos de esto son los automóviles pequeños y medianos como el Volkswagen Gol, El Peugeot 206, el Renault Mégane, etcétera).

c) El Amplio Carro: Son coches de gran porte que permiten que incluso uno pueda quitarse las ropas sin dislocarse un hombro al intentar pasar la camisa haciendo movimientos inhumanos. Permiten posiciones más osadas como la utilización del asiento trasero a modo de semicama, o el envión desde el freno de mano. (Ejemplos son el Ford Falcon, el VW Vento, el Citröen Xsara Picasso, entre otros).

d) La camioneta o superior: Si dispone de una camioneta, chata, o algo de mayor porte, lo que usted tiene en realidad es un hotel alojamiento con ruedas y podrá realizar todo tipo de maniobras y poses eludiendo riesgos de entumecimiento, calambres, roturas de ligamentos y cabezazos en el techo. (La Chevrolet S10, la Toyota Hilux, un Scania cumplen este parámetro).

5. Conozca el mapa radial de su ciudad

Si no dispone de un estéreo con pasacassette, compact disc, mp3 o algo en lo que usted pueda seleccionar la música; conozca muy bien cómo se comportan las radios de la zona, ya que acompañará la velada con música y no hay nada más corta inspiración que una tanda publicitaria en la que aparezca El Chuavechito o la gotita de Magistral haciendo de las suyas. (Mucho peor aún es si la publicidad que el señor operador radial decide poner es la de “Si pagas sos un gil”).

6. No intente cosas raras

Muchas lesiones se han producido por intentos fallidos de realizar el “Salto del tigre desde la guantera” y caer de lleno con el izquierdo en la caja de cambios, o hacerle una peinadita sangrante al foco de luz del techo.

7. Aproveche los accesorios del auto

Si nunca le dio uso a las manijas que hay en las puertas de atrás del auto, éste es el momento. Le permitirán acomodarse, moverse y menearse. Están especialmente diseñadas para tal menester.

8. Tenga una manta en el baúl siempre

Nunca se sabe cuándo será un buen momento para escaparse a tener sexo en el auto, y no es cuestión de andar desnudándose en otoño/invierno sin algo de abrigo. (Y con el precio del combustible el aire acondicionado sólo se usa para aclimatar inicialmente y luego se apaga).

9. Coloque un pinito

El auto es un ambiente pequeño y cerrado; y los aromas se impregnan más. Su auto tendrá mucho olor a pachanga y cuando lleve a dar vueltas a sus padres, cuando tenga un cliente, cuando se suba alguien más que no sea quien compartió la velada con usted, se notará, y si pone un perfumito de carro se ahorrará un sonrojamiento y/o una explicación.

10. Chequee los niveles de seguridad del auto

No es que sea realmente importante, pero no se puede dejar pasar la posibilidad de utilizar la frase “Aproveche a medir el aceite” y que suene a doble sentido.
.